Playa de las Catedrales

Situada en la llamada Mariña Lucense, en la costa de la Povincia de Lugo, la Playa de las Catedrales (o playa de Aguas Santas) es un monumento natural que forma parte de la Rasa Cantábrica (extensión de terreno plano que separa el mar cantábrico y las estribaciones montañosas).

Esta playa, compuesta principalmente por pizarras y cuarcitas, lleva millones de años siendo modelada por el empuje de las olas del mar Cantábrico. El golpeo constante de las olas ha generado en los acantilados largos pasadizos, cuevas profundas con colores que varían en función de la orientación del sol, y lo más impresionante, arcos de más de 30 metros de altura (también conocidos como ollos u ojos). Estos arcos recuerdan a los arbotantes de las catedrales góticas, y son los que dan nombre a la playa.

la_playa_de_las_catedrales

Las mareas

La Playa de las Catedrales cuenta con 1400 metros de arena fina cuando baja la marea. Como muchas de las playas de la rasa cantábrica, las mareas influyen mucho en la longitud de la playa y por ello, cuando la marea está completamente subida, la Playa de las Catedrales desaparece bajo el mar. Por ello, es muy importante informarse del estado de la marea antes de visitar la Playa de las Catedrales. Sólo podremos visitarla si la marea está baja. Sin embargo, cuando la marea está baja, se forman pequeñas pozas de agua cristalina que se calientan con facilidad ofreciendo una oportunidad perfecta para disfrutar del sol y el baño.

playa catedrales
As Catedrais

Al ser un monumento natural, su visita, especialmente en los meses de verano y en semana santa, está restringida. Sólo se podrá acceder a la playa previo pago de una entrada. Además, se recomienda acceder a la arena sin calzado para generar el mínimo impacto posible, y realizar una visita sostenible recogiendo.

A continuación os dejamos el vídeo de la Familia Garma Lobo sobre su visita a la Playa de las Catedrales y otro de la playa visto desde el aire.